Proceso de donación

Por ley, todos los hospitales en Carolina del Norte deben notificar a  la agencia apropiada de recuperación de  órganos, tejido y ojos cuando una persona ha muerto o su muerte es inminente. Personal de la agencia de recuperación (tal como Servicios de Donación de Carolina, LifeShare de las Carolinas o del Banco de Ojos de Carolina del Norte) revisa el registro del donante para determinar si una persona se ha registrado como donante.  En el 2007, una ley de CN (Ley de sesión 2007-538) entró en efecto convirtiendo al registro de donante en una autorización legal para donar,  lo que significa que si una persona registra su decisión de ser donante, sus deseos deben ser concretados y no pueden ser anulados por otro si tienen 18 años o más. Esto alivia a la familia de la persona de tener que tomar una decisión en nombre de su ser querido.

Si la persona está registrada como donante, el personal de la agencia de recuperación entonces hablará con la familia para obtener un historial médico y social de su ser querido, para asegurarse que los órganos/tejidos/córneas de la persona son seguros para trasplantarlos al que los necesita. Si la persona no está registrada como donante, se le preguntará a la familia para tomar la decisión sobre la donación en nombre de esta y si la familia está de acuerdo entonces ellos completarán el mismo historial médico y social.  Si se determina que los órganos de un donante son adecuados para trasplante, serán recuperados y provistos para el procedimiento. Después de realizar el proceso de recuperación de órganos/tejidos, el cuerpo es regresado a la familia para realizar cualquier tipo de arreglo funeral que deseen.

Hay cinco centros de trasplante en Carolina del Norte. Si está interesado en conocer más sobre trasplantes, por favor contacte al centro adecuado: